Biblioteca Nacional de Santiago

Historia

En conmemoración del primer centenario de la independencia, la Republica de Chile adquirió el Monasterio de Santa Clara para la construcción de la actual Biblioteca Nacional.






En aquella época, en este lugar se asentaba el convento de las Monjas Clarisas y que tras demoler el monasterio, se encontraron con los restos de las monjas que cuando estas fallecían, eran sepultadas a un costado de la estructura principal.



Leyenda

La leyenda cuenta que tras haber profanado las tumbas, las almas de las monjas fueron perturbadas y sacadas de su descanso eterno para dar inicio a una serie de sucesos paranormales que comenzaron a producirse una vez que la nueva edificación entró en funcionamiento.

Testigos afirman haber presenciado siluetas fantasmales de mujeres paseándose por las salas y pasillos de la biblioteca y en algunos casos, hasta se apagaban las luces sin explicación alguna.

Funcionarios, relatan de que es usual encontrar libros fuera de lugar y no se puede explicar como se produce el fenómeno, ya que por las noches no hay nadie que tenga acceso a las estanterías.

Otros aseguran haber escuchado risas que retumban entre la sala de Referencias Críticas y la Hemeroteca durante cualquier hora.



En lo que la mayoría concuerda, es que las apariciones corresponden una monja Clarisa que arrastra su largo y pesado hábito.


Testimonios

Mauricio Vázquez, auxiliar de la biblioteca, relata su encuentro cara a cara con el fantasma:

"Eran las 19:30 horas y estaba limpiando el piso en el subterráneo de la sección Seaco, de administración y control de la Biblioteca. Estaba solo. De pronto me doy vuelta y veo a la monja sentada en un escritorio . 

No hacía nada y se limitaba a estar sentada, toda vestida de blanco, hábito y velo, rostro joven y marmóreo.  Tomé el trapero y salí corriendo", relata aún aterrorizado.

La encargada de la sección también tuvo un encuentro con la monja.
No vi a nadie, pero me sentí aterrada al ver que a unos cinco metros delante de mi había, una enorme pila de libros que manejaba en un escritorio y estos sin ninguna explicación, se desparramaron con una fuerza vertiginosa sin que nadie los tocara.

Conclusión

El fenómeno paranormal fue provocado por la irrupción de la biblioteca nacional en el lugar de descanso de aquellas almas que habitaban el antiguo convento de monjas clarisas.


Ubicación

Entradas más populares de este blog

Leyendas

El fantasma de Spooksteeg

El Chonchón (Tue Tue)