Lugares Encantados - Hospital San José

A fines del siglo XIX, la ciudad de Santiago fue asediada por una terrible epidemia de cólera, que acabó con la vida de centenares de personas.

El hospital San José atendía a las personas infectadas y cada enfermo que era derivado a aquella dependencia, sabía de antemano que su destino final era la locación contigua al hospital, el Cementerio General.

Antiguo Hospital San José

Muchos son los relatos de personas que dicen haber presenciado apariciones por los pasillos y jardines del recinto.

Testigos aseguran que estas apariciones corresponden a funcionarios de antiguo hospital San José que dieron su vida por ayudar a los enfermos de aquella época.

Historia

El antiguo Hospital San José, ubicado al costado del Cementerio General de Santiago en Chile, fue construido entre los años 1841 y 1872 y se mantuvo en funcionamiento hasta el año 1999, cuando se construyó el nuevo hospital que lleva el mismo nombre frente a él.

El ahora llamado ex Hospital San José, es considerado un monumento nacional por lo cual aún se encuentra de pie a pesar de que quisieron demolerlo cuando cesó su servicio poco antes del año 2000.


Las monjas fumadoras

Las apariciones más avistadas dentro de las dependencias del hospital San José, es la de las monjas fumadoras que recorren los largos pasillos y merodean por el jardín principal.

 “Acá todos saben que hay dos monjas que se ponen afuera de la capilla a fumar una vez que se cierran las puertas del recinto”, dijo a ‘El Mercurio online’ Manuel Velásquez, un guardia de este sector de Independencia. “Pero no hay que tenerles miedo, no hacen nada”, agrega.

Se cree que las monjas pertenecían al valiente grupo de voluntarias de las Hermanas de la Caridad, que cuidaban enfermos de tuberculosis, arriesgando su propia salud con tal de mejorar en parte la precaria calidad de vida de los enfermos.

Antigua foto de las hermanas de la caridad

El doctor que atraviesa las paredes

Las otras apariciones más famosas es la de un fantasma de un hombre muy delgado y de una altura considerable, que viste una cotona blanca de médico.

Según las creencias, se trataría de un médico que murió alrededor del año 1900. Se le ha visto deambular por uno de los pasillos y camina hacia la pared que separa el hospital del Cementerio General”, cuenta el cuidador de autos Raúl Maldonado. “Si quiere dar más pasos, simplemente atraviesa la pared”.

Antigua foto de los funcionarios del hospital San José

El Fraile sin cabeza

Otra de las apariciones que merodea por los parques que separan los pabellones médicos, corresponde a la figura de un fraile que viste una sotana de color café, que por su cadera se deja caer una pequeña cuerda.

Nadie de quienes lo ha visto, dice haber visto su cabeza, por lo cual, no hace más que aumentar el misterio que rodea a este ser.

Según los testigos, algunos dicen que no tiene cabeza, otros dicen que sólo la esconde pero nadie sabe por qué.

Representación de una aparición de un monje

Matrona vestida de rojo

Hace casi veinte años que la sección de maternidad del hospital dejó de operar, pero hasta el día de hoy, hay quienes aseguran que por las tardes es posible ver la aparición de una mujer vestida de rojo.

Se cree que pudo ser una matrona, porque se mueve con total seguridad, como si aún estuviera trabajando en aquel lugar.

El guardia Carlos Lema dice que “aparece en los rincones más oscuros de la maternidad y su presencia es tenebrosa, porque en esa área la iluminación es escasa y la soledad es intensa”.

Representación de una aparición de una enfermera