El amigo de mi hermanito - Historia de Terror

De niño, solía juntarme con un grupo de compañeros en la escuela. Era común aprovechar cada rato libre que teníamos para gastarnos una que otra broma.

En aquel el grupo, había un chico al que llamaban Benja. Era el más callado de todos, siempre escuchaba y rara vez intercedía.

Era costumbre que él fuera sujeto de la mayoría de las bromas que se originaban en aquella sala de clases y como siempre, éste guardaba silencio.

Un día, se nos ocurrió contar algunas historias de terror, aprovechando que teníamos una hora libre antes de que llegara el profesor de inglés que se había retrasado aquel día.

Recuerdo que uno de mis compañeros había contado la historia de la llorona, pero ya la habíamos escuchado tantas veces que la lluvia de pelotas de papel se las tenía más que merecida.

Después de eso, tras un rato de silencio, el Benja nos dijo que él quería contarnos una historia y nosotros, sorprendidos, solo atinamos a mirarnos las caras.

Con la voz un tanto apagada, quizás por la vergüenza, el Benja comenzó con el relato que les traigo esta noche.


Entradas más populares de este blog

Leyendas

El fantasma de Spooksteeg